sábado, 6 de septiembre de 2008

Diálogo



Buenas tardes, bienvenido

al oscuro fin del día,

sigue mi camino,

mi alma,será tu guía.


Por descubrir,maravillas

corriendo entre tus mejillas.

el sol dorará tus senos,

seré el capitán de tu cuerpo.


Te regalaré mis sueños,

en canicas de colores,

hundiré tu besos,

marchitaré tus amores.


Mis sueños, estoy depierto,

ahogado en cada segundo,

con un destino incierto,

como un perro moribundo.


Quemaré nuestros recuerdos,

pero siempre, aunque no lo creas,

en mi sueño estará el deseo,

de lograrte, preciada meta.


Llorarás por "soñarme",

impulsivo, desquiciante,

nervioso, desconforme,

agotado, informe.


Creerás que te alejas,

pero siempre estaré cerca,

vivirás entre mis redes,

como entre cuatro paredes.


A la mierda con tu vida,

elige ahora tu via,

¿Yo desaparezco?

¡Qué atardecer más bello!

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Ilusa


Si no sabes ni que lo quieres,

¿cómo vas a conseguir más?

Cómo vas a avanzar hacia algo,

hacia algo que desconoces.

Continuar por un camino,

sin saber dónde está el final,

es como intentar olvidar,

el día más feliz de tu vida.

Pretendes demostrarme cada dia,

que eres más que yo,

ilusa, nadie puede conseguirlo,

a menos que logres tus sueños,

a menos que alcances una de mis metas.

Sabes que esto no está bien,

desde que me levanto,hasta que me acuesto,

mi vida es conflicto,

demasiados enlaces que me unen a ti,

sin poder rebelarme al mundo.


Pero esto acabará, lo averiguaré,

descubriré lo que pretendes,

domesticaré el mundo a mi modo,

mi vida quedará atada,

entre mis posibilidades y mis esperanzas,

entre lo que quiero y lo que puedo.

Lamentarás que ya no sea el mismo,

el mismo que se dejaba pisotear,

el mismo al que nunca conseguiste herir,

a pesar de los millones de intentos.

Intentos aunque fallidos, son intentos,

y eso me basta para tacharte de traidora, idiota.

Ya nada será como antes, tú lo quisiste asi,

palabras que repetiste una y otra vez,

han sido borradas de mi mente,

palabras aunque borradas, no olvidadas,

porque yo no olvido, ilusa.

Señor de los bares



Por una calle diferente,

anclado en mil lugares,

reencontrando viejos perros,

conocí a otras gentes.


Almas despreocupadas,

con ganas de salir,

hombres entusiasmados,

con “otras” forma de vivir.


Y todos ellos me enseñaron,

me educaron como a un hijo,

descubriéndome sus tesoros,

sus secretos y experiencias:

“Aprovecha mas el tiempo”

“Bébete ya la botella”

“Ábrete otra cerveza”

“Cuéntanos tu historia joven”


Y aquella calle diferente

me dio una vida de altibajos

con toda aquella gente

que me acompañará por siempre.


Cuando logré salir, no vi la luz

demasiadas horas sin dormir,

abuso de cerveza y copas,

en el país de las risas onduladas.


Y ahora ya han pasado los años,

todos los viejos se mueren,

de la otra vida, de las risas onduladas,

sólo quedo yo, profesor de la vida,

construiré una original escuela,

donde enseñar a beber, a vivir,

disfrutar, crecer, hacer el bien,

amar y disfrutar, es decir, ser feliz.